Tortilla de patatas sin huevo.

Bueno, le he puesto más ingredientes que las patatas y es cosa de ir probando cómo nos gusta a cada cual. Lo interesante es eliminar el huevo en cuadros de MUCOSIDAD o RETENCIÓN DE LÍQUIDOS. Y si tu alimentación es vegana, claro.

Pues bien, el huevo lo sustituiremos por HARINA DE GARBANZOS mezclada con agua. Ya había visto esta receta y tenía sentimientos encontrados (como dice mi amiga Violeta) porque me apetecía mucho probarla pero no me fiaba del sabor resultante. Finalmente, he hecho la tortilla ocultando el detalle de que no tuviera huevo y, ¡ha sido un éxito! Queda muy ligera, se digiere muy bien y es una forma de comer garbanzos sin enterarnos, para quien no le gusten enteros.

Me ha quedado la tortilla jugosa, como sin cuajar bien, que es algo que no soporto cuando es con huevo, sin embargo, esta mezcla está de-li-cio-sa. Si te gusta cuajada, a lo mejor podrías probar a hacerla en el horno, de momento no lo he intentado.

Vamos a hacer una tortilla para dos.

Ingredientes

  • 2 cucharadas soperas colmadas de harina de garbanzos.
  • 1 vaso de agua.
  • Un chorrito de limón.
  • Patatas, calabacín, berenjena, espárragos, brócoli, espinacas, rábano, setas. Cualquiera que te guste. Recuerda que las legumbres no combinan bien con carne, pescado ni fruta.
  • Sal y un poco de aceite.

Elaboración

  1. Tamizamos la harina de garbanzos (con un colador de leche de toda la vida) sobre un bol. Verás que al final quedan los trozos de garbanzos que no se han molido bien.
  2. Vamos añadiendo agua, poco a poco, y mezclamos con una batidora de mano hasta darle la consistencia del huevo, es decir, líquido pero con un poquito de cuerpo. No te preocupes porque cuando la consigas sabrás que está perfecta.
  3. Le ponemos un poco de sal y el chorrito de limón que mitiga el sabor a garbanzos. Verás que una vez hecha, la tortilla no sabe en absoluto a garbanzos, pero le da alegría.
  4. Ahora, limpiamos y troceamos los ingredientes que hayamos elegido del tamaño y la forma habitual que lo haces para una tortilla. Yo he picado patatas, berenjena y setas.
  5. Los cocemos al vapor. También se pueden pochar con un poquito de aceite, o cocerlos, pero el vapor conserva mucho mejor los nutrientes de los alimentos.
  6. Mezclamos la masa de garbanzos con las hortalizas. El sabor de esta tortilla es más suave que la de huevo, a lo mejor, la primera que hagas te parecerá un poco sosa, pero intenta no ponerle más sal.
  7. Ponemos una pizca de aceite en la sartén, vertemos la masa y la dejamos cocer a fuego medio. Vamos separando los bordes con una espátula y cuando veamos que se quedan despegados, le damos la vuelta. Tarda en cocerse unos pocos minutos más que la tortilla de huevo y con la primera no calculé bien, así que me quedó del color del pan muy tostado, pero estaba muy rica igualmente.

Variantes

Todas las verduras y hortalizas que te gusten, solo ten en cuenta los diferentes tiempos que necesitan para que queden tiernas o al dente, según tu gusto.

La segunda tortilla la hice con tres cucharadas de harina y me quedó muy grande y difícil de manejar. Te aconsejo que la primera vez la hagas con dos cucharadas. Si sois un montón, haz varias tortillas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s