Bebida de almendras.

De un tiempo a esta parte, se está demonizando mucho la leche animal. Una de las creencias erróneas es que ningún animal toma leche después de su periodo de lactancia y esto se debe a que no la encuentran. Yo hago continuamente la prueba con cualquier gato o perro que me encuentro: les pongo un cuenquito de leche de vaca y se la beben muy agusto.

Según la Alimentación TNDR, la leche de vaca, que es un alimento fresco, es muy buena para las personas con cuadro sindrómico de falta de frescura, es decir, las personas que tienen poca agua en el organismo. Sin embargo, para quienes tienen mucosidad o retienen líquidos, no es nada recomendable porque las acentúa.

Mi caso es el segundo, así que empecé a probar leches vegetales hasta que encontré la de almendras que me gustó mucho. Pero, las bebidas que se comercializan, TODAS, tienen demasiados azúcares, endulzantes y demás ingredientes que no nos benefician. Una cosa es lo que pone en el apartado de ingredientes y otra los ingredientes que llevan de verdad los productos. Legalmente, el fabricante está obligado a indicar ciertos productos y cuando superen ciertas cantidades, así que te animo a probar esta receta de leche de almendras y otra que encuentres comercializada y comprobarás las diferencias.

Ingredientes

  • 100g de almendras (un puñado grande).
  • 1l de agua a temperatura ambiente.

Elaboración

  1. Es mejor comprar las almendras con cáscara porque, al llevar su envoltorio natural, se conservan mejor. Si las compras así, primero hay que quitarles la cáscara 🙂 y  después ponerlas a remojo de 4 a 8 horas para activarlas.
  2. Les quitamos el pellejo marrón y las ponemos en el vaso de la batidora con la mitad del agua.
  3. Batimos con la batidora de mano a la velocidad más alta. Con un minuto bastará, verás que le sale una espumita muy apetitosa arriba.
  4. Colamos el líquido. Yo tengo un filtro especial para ello, pero puedes utilizar una trozo de gasa grande. Apretamos bien para que los restos de almendra (se llama okara) queden bien escurridos. almendra-6
  5. Si te gusta la bebida más líquida, como a mi, añade el otro 1/2 litro de agua o la cantidad que te parezca adecuada.
  6. Ponemos la bebida en un botella y la conservamos en la nevera durante 3 o 4 días. Es posible que dure más, sobre todo en invierno.

Variantes

Puedes hacer lo mismo con cualquier fruto oleaginoso como las avellanas, o con semillas como las pipas de girasol o de calabaza.

También puedes hacer bebida de cereales como el arroz, la avena, etc. pero en este caso, la leche tiene que estar muy caliente, es decir, que hierva y se “enfríe” durante 3 minutos. Después, hay que cocerla durante 5 minutos porque es de cereal crudo y podría ser algo indigesta. Las bebidas de cereales vienen muy bien para hacer bechameles porque engordan mucho al cocerse. Haz la prueba y me cuentas.

Por supuesto, puedes añadir a estas bebidas lo que te guste: un poco de azúcar, fruta, peladura de naranja, etc. Su sabor natural es bastante plano y agradecerás un toquecito de aroma.

Con la okara, puedes hacer las galletas deliciosas sin harina.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s