Galletas deliciosas sin harina.

Llevaba tiempo buscando recetas de “dulces” (estas galletas casi no llevan azúcar) que fueran compatibles con la alimentación sindrómica neutra pero todas tenían harinas refinadas, azúcares, huevos (producen mucosidad), o no eran ricas, la verdad.

Cuando las hice ayer, resultaron ser las galletas caseras más DELICIOSAS que había probado nunca y son muy fáciles de hacer. Si me han salido bien a mi que se me resiste la repostería, seguro que a ti también te quedan estupendamente. Además, por los ingredientes que llevan, tienen un montón de vitaminas y minerales. Por otra parte, he desayunado cuatro galletas con leche de mijo a eso de las 9h y ahora que son las 13h estoy empezando a sentir hambre (normalmente para las 11h me comería un dragón).

Ingredientes

  • 1 taza de harina de mijo.
  • 1/2 taza de almendras molidas.
  • 2 cucharadas soperas de azúcar de caña.
  • 1/4 de cucharadita de postre de levadura.
  • Piel rallada de 1/2 naranja ecológica.
  • 2 cucharadas soperas de lino molino y remojado en 6 cucharadas soperas de agua.
  • 4 cucharadas de aceite de girasol sin refinar ecológico.

Elaboración

1. Molemos el lino en un molinillo de café. Son baratitos y si has empezado a cocinar con semillas, te será muy útil. Lo ponemos en una taza con 6 cucharadas de agua para que le salga el mucílago, una sustancia viscosa que hará que ligue la masa.

2. Preparamos la harina de mijo moliendo los granos en el molinillo. También se vende harina ya preparada de mijo, pero es más cara que los granos y tardas 1 minuto en prepararla en casa con el molinillo de café. La ponemos en un bol.

3. Molemos también las almendras y las añadimos al mijo. Las mejores son las que vienen con la cáscara porque es su envoltorio natural, eso sí, prepara un martillo y una tabla.

4. Añadimos las dos cucharadas de azúcar y la ralladura de naranja. Ten cuidado de no rascar mucho la piel, que no llegue a la parte blanca porque amarga. Raspa suave, que veas que la piel quede un poco naranja.

5. Ponemos la levadura y removemos bien todo.

6. Ahora, echamos las 4 cucharadas de aceite y el lino remojado que ha quedado como una pasta, y amasamos dentro del bol con las manos hasta que quede todo bien mezclado.

7. Metemos la masa en el congelador 4-5 minutos y ponemos el horno a precalentar a 180º.

8. Pasado este tiempo, cogemos trocitos de la masa y les damos forma de galleta de, aproximadamente, 1 cm de grosor y las metemos en el horno. Yo las he puesto sobre papel de horno y en la rejilla en lugar de en la bandeja.

9. Horneamos las galletas vigilándolas de vez en cuando. En mi horno han tardado 30 minutos porque es uno de esos pequeños sin instalación, pero si tu horno es bueno, seguramente tardarán menos. Sabrás que están hechas cuando se doren a tu gusto y toda la casa huela deliciosamente a galletas.

10. Las sacamos y las dejamos enfriar encima de una rejilla porque están blandas y tiene que ponerse crujientes.

Variantes

Si haces bebida vegetal de almedra o cualquier otra, puedes utilizar la okara en sustitución de la harina de mijo o de las almendras secas para hacer las galletas. La okara son los restos sólidos que quedan después de colar la bebida vegetal.  Las galletas te quedarán blanditas en lugar de crujientes, es otra manera muy rica de tomarlas.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s