Mermeladita casera sin azúcar.

Las mermeladas industriales y hasta las caseras llevan demasiado azúcar y por eso no resultan saludables. Si te gusta desayunar mermelada, sigue esta rápida y fácil receta y verás cómo enseguida te acostumbras al dulzor natural de la fruta sin necesidad de añadir azúcar.

Ingredientes

  • 1 kg de la fruta que te guste, bien madura y de temporada mejor que mejor.
  • 1 cucharada sopera de kuzu (opcional).

Elaboración

  1. Lavamos bien la fruta o la pelamos, según cuál elijamos. Pelaremos los kiwis, por ejemplo, los melocotones, en general la fruta con pellejo basto. Las cerezas, los albaricoques y otras de pellejito fino solo las lavaremos bien porque la piel se deshace y da consistencia a la mermelada.
  2. Quitamos el hueso de los albaricoques, melocotones, cerezas, etc.
  3. Hacemos trocitos como de bocado y las frutas pequeñas las dejamos tal cuál. Las fresas, si son pequeñas también las podemos dejar enteras. Si te gusta la mermelada como puré, puedes hacer trocitos más pequeños.
  4. Rociamos la fruta con el zumo de medio limón. Ya sabes que el limón es un conservante natural que, además, hace que la fruta se oxide mucho menos.
  5. Ponemos la fruta en una cazuela a fuego bajo y la removemos con una cuchara de madera. Verás cómo le va saliendo el juguito y huele de maravilla. Seguimos removiendo y cuando le haya salido suficiente jugo para que no se pegue y esté hirviendo suavemente, la dejamos cocer.
  6. Removemos de vez en cuando y dejamos que cueza 30-40 minutos.
  7. Si ves que te ha quedado muy líquida y te gusta la mermelada espesita, picamos bien una cucharada sopera de kuzu, lo disolvemos en agua fría y lo añadimos a la cazuela. Removemos bien y verás cómo por arte de magia la mermelada se espesa y queda brillante y colorida. Removemos durante 5 minutos.
  8. Seguidamente, rellenamos los frascos con la mermelada caliente, los cerramos bien y los ponemos boca abajo para que se haga el vacío.
  9. En cuanto se enfríen, los metemos en la nevera y los podremos conservar durante 2-3 meses.

El KUZU es una raíz con propiedades medicinales que también se utiliza en la cocina como espesante con la ventaja de que no añade sabor porque es totalmente insípido. Lo podemos encontrar en herbolarios y tiene aspecto de tiza.

Kuzu-Starch

Está indicado para alergias, anemia, piel atópica, colitis, diarrea, diabetes, fatiga y un montón de afecciones más.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s