Arroz integral, ¡sin remojo!

P1000671El arroz me ha encantado siempre, pero cuando me cambié al arroz integral, me llevé una desilusión. Tenía que acordarme de ponerlo a remojo el día anterior, me quedaba gomoso, me sabía raro… Hasta que un día encontré la receta que te presento a continuación. ¡Te va a encantar!

Merece la pena consumir arroz integral porque conserva todos los nutrientes y la fibra que lo hacen tan beneficioso. Eso sí, es importante que esté cultivado sin pesticidas porque no se pela y es en el pellejito donde quedarían todas las sustancias contaminantes.

Este arroz se conserva muy bien un par de días en la nevera, de hecho, si lo vas a mezclar con otros ingredientes, es mejor que esté a temperatura ambiente o frío. Te recomiendo hacerte con un wok, uno sencillito es suficiente, y una cuchara de madera con mango largo, verás el jugo que les sacas tanto para cocinar el arroz como para otras recetas.

El arroz combina bien con verduras, hortalizas, huevos, manzana y frutos oleaginosos. Y no va bien con féculas, frutas ácidas, carne y pescado, así que las paellas típicas mejor las dejaremos para ocasiones especiales.

Ingredientes

  • 1 vaso de arroz o la cantidad que utilices habitualmente.
  • Un puchero con mucha agua.
  • Sal.

Elaboración

  1. Ponemos el puchero a fuego fuerte hasta que hierva el agua.
  2. Salamos a nuestro gusto.
  3. Lavamos bien el arroz en un colador bajo el grifo, lo echamos al agua hirviendo y removemos una vez.
  4. Lo dejamos cocer, a fuego medio, DESTAPADO, muy importante, durante 35 minutos.
  5. Pasado este tiempo, lo escurrimos en un colador y rápidamente lo volvemos echar al mismo puchero y ponemos la tapa. Si ésta no cierra bien, puedes ponerle un trapo por encima, la cuestión es que repose y acabe de hacerse en su propio vapor. Esta vez, colocamos el puchero fuera del fuego, en una superficie que no esté caliente.
  6. Pasados 10 minutos, levantamos la tapa y despegamos los granos con un tenedor. He comprobado que este paso te lo puedes saltar porque el arroz queda sueltecito igualmente.

Variantes

Como podrás imaginar, las variantes de este plato son infinitas aunque si te gusta, puedes comerlo tal cual como acompañamiento.

Mi receta favorita es con zanahoria, apio, guisantes, semillas de sésamo y setas, lo pico todo, lo rehogo en el wok con un poco de agua y le añado el arroz. Lo remuevo todo y listo. A veces, le pongo azafrán o un chorrito de salsa de soja; también me gusta el sabor del aceite de sésamo tostado, pero ojo, como todos los aceites que no sean de oliva, se añade una vez apagado el fuego, son muy delicados y se queman con facilidad, perdiendo sus propiedades.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s