Lista de lo que comes a lo largo de la semana.

“Es más fácil cambiar de religión que de alimentación”, me respondió mi amigo Pedro el artista. Cambiar tu dieta es cambiar tu vida. Da mucha pereza porque supone un esfuerzo y solo si lo haces, te das cuenta de la gran decisión que has tomado.

Si tu idea es adelgazar para el verano, éste no es tu blog. Pero si has decidido empezar una carrera de fondo que vas a ganar seguro, estás en el lugar adecuado.

Para que todo vaya bien y no te canses, te recomiendo hacerlo poco a poco, sin agobios. Por ejemplo, terminando lo que tienes en casa mientras vas añadiendo los nuevos ingredientes y, sobre todo, atreviéndote a experimentar un poquito.

EJERCICIO:

Si ya tienes tu lista personal de alimentos neutros, el siguiente paso que te propongo es escribir otra lista de todo lo que comas a lo largo de esta semana, así tendrás claro lo que tienes que eliminar de la lista de la compra y lo que tienes que añadir.

 

 

4 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Una de las cosas que más me complican la existencia es que yo no vivo solo, vivo con mi familia. Y a veces el proceso de alimentación se suele complicar. De todas formas coincido que es una cuestión que pasa principalmente por los hábitos.

    Me gusta

    1. Maite Altonaga dice:

      Hola Damián. Sí, esa es una de las complicaciones más habituales, de todas formas, mira a ver si puedes adaptar algunos platos a la forma en que a tí te gustaría comerlos. Por ejemplo, unas lentejas con chorizo. A lo mejor prefieres quitarles el chorizo y tomarte una ensalada junto a las lentejas. Otra idea, el desayuno lo puedes hacer a tu manera y, a lo mejor, la cena también. ¡Ya casi lo tienes! 🙂
      Muchas gracias por tu comentario, es muy interesante.

      Le gusta a 1 persona

  2. Las recetas que muestras en tu sitio están de alguna manera alineadas a corredores? He comenzado a correr este año y este es un punto a mejorar.

    Me gusta

    1. Maite Altonaga dice:

      Sí, son adecuadas si haces deporte. Es interesante para que no nos falte ningún nutriente, tomar a diario algo de fruta fresca y frutos secos (fuera de las comidas), verdura, cereales y legumbres. Si comes carne o pescado, intenta no comerlos todos los días porque sus grasas son saturadas, es decir, se tardan más en digerir y el cuerpo gasta más energía de la necesaria. Esa energía guárdatela para correr 🙂 En breve pondré las combinaciones de alimentos más adecuadas. Muchas gracias por tus comentarios y tu interés.

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s